fbpx
  /  Meditación Mindfulness   /  ¿Aceptación o resignación? Trucos para diferenciarlas
aceptacion_resignacion

¿Aceptación o resignación? Trucos para diferenciarlas

¿Mejor en otro canal? También puedes escuchar este episodio en Ivoox o ver el vídeo en Youtube.

 

¿Qué pasa cuando la vida te trae algo que no te agrada? ¿O cuando tienes sensaciones que te incomodan mucho? ¿O cuando aparece un ingrediente sorpresa que no te hace ni puñetera gracia?

Muchas personas no saben cómo reaccionar ante ese tipo de situaciones. La mayoría:

  • O se rebela muchísimo contra eso, se enfada, patalea.
  • O se lo come con patatas… Es decir, se resigna porque es lo que hay.

 

 

¿Y si probásemos otra cosa? Aceptar lo que ocurre tiene muchas más ventajas. Sin embargo, a veces parece que no es tan fácil distinguir entre aceptación y resignación.

Pero para eso estamos aquí. Hoy vamos a ver cuáles son las diferencias, porque aceptación no es resignación. Eso es lo más importante que tiene que quedar claro.

¡Y recuerda! Este post pertenece a una serie completa sobre la aceptación y semana a semana iremos abordando distintas facetas. Ya puedes leer:

Y en las próximas semanas tendrás más contenidos interesantes sobre este tema.

 

✅ Resignación vs. aceptación: aprende a distinguirlas

¿Recuerdas que en el post anterior hablamos sobre las fiestas de cumpleaños? Te puse el ejemplo para presentarte la figura del invitado no deseado que acude sin que nadie lo haya llamado.

Ese que viene a aguarte la fiesta que has preparado con tanta ilusión.

Ese invitado no deseado puede ser en realidad:

  • Una cosa que te preocupa.
  • Un miedo que te impide actuar.
  • Un pequeño brote de ansiedad que aparece en el momento más inoportuno.

Cualquier emoción que no te apetece o que te hace daño es un invitado no deseado.

¿Qué sería entonces aceptar al invitado indeseado? ¿O qué sería resignarse a que se quede en tu fiesta (sobre todo porque no hay manera de echarlo)?

El que acepta a su invitado no deseado, está disfrutando de la fiesta: baila, charla, se toma un cóctel…

El que no acepta a su invitado no deseado estará de morros en una esquina, comentando qué injusto es lo que ha pasado y rumiando a toda máquina (si no sabes lo que es rumiar, aquí te lo explico con detalle).

¿Ves la diferencia?

  • El que acepta, disfruta.
  • El que se resigna, lo pasa fatal (y encima se pierde la fiesta).

¿Qué crees que te conviene más? 😉

Si quieres saber otras cosas interesantes sobre aceptación y resignación, ¡pincha en el vídeo!
 

Lo más importante es que aprendas a distinguir ambos conceptos, porque aceptar siempre te va a dar mejores resultados.

 

✅ Más pistas para diferenciar aceptación de resignación

Aceptar es una actitud. Es una forma de «estar dispuesto» para lo que la vida traiga. Te conecta con lo que aporta significado y con los valores.

  • La aceptación te da el control. La resignación te otorga el papel de víctima sufridora, no eres dueño de tu foco.
  • La aceptación te permite avanzar. La resignación te deja «atado» al obstáculo, dando vueltas y vueltas…
  • La aceptación da libertad. La resignación la quita.
  • La aceptación da autoconfianza. La resignación genera inseguridad.
  • La aceptación da salud. La resignación acumula tensión y le acaba pasando factura al cuerpo (sobre todo cuando se alarga en el tiempo, incluso toda una vida).

¿A que ya las vas distinguiendo?

 

✅ Toma nota de otros recursos que te pueden ayudar

Aquí tienes algunas herramientas más para trabajar:

¿Conoces alguna otra herramienta o algún libro que te haya ayudado? Si me cuentas cuáles son tus recursos favoritos los incluyo en esta lista (citándote) y así la hacemos crecer.

 

✅ ¿Hay algo más sobre aceptación o resignación que te gustaría saber? Envíame tu pregunta y aclaramos dudas

Como te dije al principio, estaremos hablando sobre aceptación las próximas semanas, así que te recomiendo que no te pierdas las próximas publicaciones.

Seguiré dándote claves sobre la aceptación. Ideas para poner en práctica de manera sencilla, porque de eso se trata, ¿no? de que poco a poco vayas incorporándolas a tu vida.

¿Este post te ha parecido interesante? Si es así me encantaría que lo compartieses. Así llegamos a más personas que puedan aprender cosas interesantes sobre la aceptación con estos consejos mindful 😉

Post a Comment