fbpx
  /  Meditación Mindfulness   /  [Micromeditación] O cómo meditar cuando tienes los minutos contados
micromeditacion

[Micromeditación] O cómo meditar cuando tienes los minutos contados

 

 

¿Mejor en otro canal? También puedes escuchar este episodio en Ivoox o ver el vídeo en Youtube.

Confiésame una cosa:

Entre el trabajo…

La familia…

Y otras «obligaciones» diarias…

¿Tú también eres de los que van por la vida corriendo como si te persiguieran para robarte la cartera?

 

 

La verdad es que no hace falta tanto. Muchas veces simplemente no encontramos un hueco en todo el día para hacer esa pausa taaaaan amplia que nos gustaría.

Un tiempo para nosotros, sin mirar el reloj y con toda la calma del mundo. Vamos, lo ideal. ¿Dónde hay que firmar?

La cuestión es que esos tiempos muchas veces no los hay, pero a la vez es imprescindible tomarse un momento para centrar la mente y retomar el foco.

¿Qué se puede hacer?

No te preocupes: para eso quiero hablarte de las micromeditaciones.

Creo que es justo lo que necesitas 😉

 

✅ La falta de tiempo no es excusa: prueba la micromeditación

 

Ya sabes que yo soy «muy fan» de las meditaciones que no necesitan un montón de tiempo, ni una preparación especial. 

Las llamo prácticas informales de meditación, y son meditaciones que se pueden hacer sobre la marcha y sin mucha parafernalia (la otra versión son las meditaciones formales, esas que se parecen más a la imagen de ponerse en postura de loto y hacer «oooohhhhmmm», aquí te lo explico mejor).

Pero es que además, dentro de esas «informales», tenemos: las meditaciones supercortas o micromeditaciones, que son las que quiero que conozcas hoy.

De verdad son muy «micro». Si no tienes más tiempo, son meditaciones que pueden durar tres minutos o incluso menos.

Que por mucha prisa que tengas, tres minutos sí los sacas ¿verdad? O dos. O uno.

Si adquieres la dinámica de hacer micromeditaciones a lo largo del día, se convertirán en una forma natural de retomar el control de tus pensamientos y volver a poner el foco en su sitio.

¿Te animas a probar? Te cuento más en este vídeo…

 

✅ La clave de las micromeditaciones para integrar la meditación como forma de vida. Lo más importante:

Los puntos más importantes de los que te hablo este episodio de micromeditaciones y temas relacionados para profundizar:

  1. La importancia de entrenar el modo mindful con más frecuencia cuando eres principiante en mindfulness, en vez de con intensidad. Así vamos familiarizándonos con estar con nosotros mismos y con vivir estando más presentes.
  2. El consejo que los lamas tibetanos dan sobre meditaciones largas versus meditaciones breves y frecuentes (cuando se empieza a meditar y cuando se lleva años) y que los psicólogos apoyamos en nuestros consejos sobre mindfulness.
  3. Cómo y cuando hacer micromeditaciones.
  4. Tipos de micromeditaciones y 5 ejemplos diferentes que puedes practicar ya.

 

✅ Así te ayudan las micromeditaciones

Las micromeditaciones son una herramienta estupenda para entrenar tu mente y hacer «músculo». Solo con esos minutos diarios ya podrás empezar a controlar aspectos que te restan calidad de vida, como:

  • El estrés.
  • La dispersión mental.
  • Los miedos.
  • La falta de motivación.
  • Las preocupaciones de cualquier tipo.

Son también un puente para alcanzar las meditaciones más largas y que necesitan más dedicación, de manera que cuando llegues a ellas, ya tendrás una buena práctica a tus espaldas.

No obstante, casi nos resulta más costoso hacer micromeditaciones que sesiones de 15minutos, porque lo difícil de las micromeditaciones es acordarse de hacerlas… pero cuando las haces… tienen un efecto mágico en tu vida.

No lo subestimes.

De hecho como explico en el capítulo, es más sencillo y potente hacer micromeditaciones para quien ya sabe meditar. De hecho en el programa de El Arte de Meditar, en la primera ronda los alumnos suelen ir haciendo a su mente al significado y trabajo de las meditaciones y no logran fácilmente hacer las micromeditaciones en el día a día. Y es en su segunda ronda con el programa cuando empiezan a introducirlas con la experiencia que ya tienen, y como digo…

…ahí empieza a surgir la magia del mindfulness.

Empieza a ser parte de ti.

Pruébalo 😉

 

✅ Toma nota de estos otros recursos para meditar

Te dejo algunos enlaces que creo que te podrán servir para aprender más sobre la meditación y adquirir herramientas útiles:

¿Conoces alguna otra herramienta o algún libro que te haya ayudado? Si me cuentas cuáles son tus recursos favoritos los incluyo en esta lista (citándote) y así la hacemos crecer.

 

✅ ¿Algo más que quieras saber? Envíame tu pregunta y échame una mano

Espero haber logrado mi objetivo, que era mostrarte que para introducir la meditación en tu día a día no hace falta que te reserves un montón de horas en tu agenda.

Que si las tienes, estupendo. Aprovéchalas a tope.

Pero si lo que tienes son unos minutillos que rascas de aquí y de allá… No tienes que renunciar a meditar. La meditación se adapta a ti.

No obstante, si quieres saber más o te ha quedado alguna duda, cuéntamelo, y si puedo estaré encantada de ampliarte la información.

¿Este post te ha parecido interesante? Si es así me encantaría que lo compartieses. Así llegamos a más personas que puedan beneficiarse con la práctica del mindfulness y la meditación 😉

Post a Comment