fbpx
  /  Meditación Mindfulness   /  Mindfulness amor: cómo tener una relación de pareja sana y consciente
mindfulness_amor

Mindfulness amor: cómo tener una relación de pareja sana y consciente

Una paciente me dijo una vez: «Alba, el mindfulness me ha salvado de un divorcio«.

Así de fuerte, pero así de real.

Todos queremos tener relaciones maravillosas, y eso está genial. El problema surge cuando comprobamos que no es fácil gestionarlas en el día a día.

A veces las cosas no funcionan como quieres por mucho que te esfuerces, sientes que se te va de las manos y llega un punto en que no sabes qué hacer.

Déjame proponerte una cosa: prueba el mindfulness también en tu relación de pareja.

«¿Estás de broma? ¿Tengo problemas con mi pareja y me dices que haga mindfulness?».

¿Y por qué no?

Si ya has empezado a aplicar técnicas mindful a otras parcelas de tu vida y estás viendo los resultados, ¿por qué no aprovechar sus beneficios también para mejorar la relación con tu pareja?

En el artículo de hoy quiero profundizar en la complejidad del amor y lo útil que puede resultar el mindfulness para tener una relación de pareja sana.

¿Te interesa? Pues vamos allá. 😉

 

 

✅ Qué tiene que ver el mindfulness con el amor y los jardines

Con este título me refiero a que la vida es como un jardín con diferentes parcelas.

Tú, en tu vida, atiendes las parcelas de ese jardín. Cada una de ellas necesita una atención distinta y unos cuidados específicos. De esta manera, tu relación de pareja es una parcela más de ese jardín que es tu vida, por lo que también necesita su parte de atención y cuidados.

¿Qué cosas tienes que hacer para que el jardín crezca sano y fuerte?

  • Regar cada vez que lo necesite.
  • Echar abono de vez en cuando.
  • Sacar las malas hierbas que impiden que tus plantitas crezcan.
  • Sembrar nuevas plantas (no tirar las semillas buenas a la basura).
  • No sembrar ortigas. Y si salen, arrancarlas.

Si abandonas el jardín ya te imaginas lo que va a pasar: los brotes se mueren, la tierra se seca y las ortigas campan a sus anchas, tan felices.

Cuando te das cuenta la parcela completa se ha asilvestrado y ya no sabes por dónde empezar a poner orden. Una de dos: o le echas toneladas de paciencia o arrancas todo, lo tiras y vuelves a empezar de cero.

Te va sonando todo esto, ¿verdad?

Pues siguiendo con la metáfora, vamos a ver qué puede hacer el mindfulness para poner orden en ese jardín.

 

👉 1. La importancia de cuidar el jardín (un poco cada día)

Voy a hablarte un poco más de esa paciente que salvó su relación de pareja tras aplicar técnicas de mindfulness que aprendió con el programa «El arte de meditar«.

A esta mujer le molestaban cosas cotidianas de su compañero, como que dejase las cosas tiradas y ella tuviese que ir detrás recogiéndolas.

A él no le importaba. Es más, ni siquiera era consciente de que lo hacía. Ella empezó a cansarse de la situación y entró en una dinámica muy tóxica: se desahogaba con otra amiga, criticando y quejándose de sus respectivas parejas.

Y cuanto más se quejaba, más se envenenaba. Cada día que pasaba su jardín estaba más lleno de ortigas. Llegó al punto de no soportar a su compañero.

Cuando empezó a aplicar técnicas mindful notó un cambio enorme en su relación.

Lo primero fue pararse a pensar en qué tipo de relación quería cultivar y decidir si quería comprometerse con ella.

Luego, trabajó para ser consciente de:

  • Qué tipo de pensamientos tenía en su relación.
  • Cómo hablaba de su compañero con otras personas.
  • Cómo se dirigía a él, su tono y su actitud.
  • Qué gestos utilizaba durante la comunicación.

Es decir, empezó a preocuparse de cuidar el jardín de su relación de pareja, visualizándose en esa relación.

Como realmente quería un futuro con esa persona, dejó de enfocar su mente en lo que le resultaba desagradable y comenzó a ser consciente de los detalles positivos de su relación.

¿Ya vas viendo cómo funciona el mindfulness  aplicado a la relación de pareja?

 

👉 2. Hazte un «mapa del amor» (o renueva el que ya tenías)

Las investigaciones más importantes sobre las relaciones de pareja (entre las que destacan las de John Gottman, referente mundial en la psicología de parejas) siempre mencionan la importancia de los mapas del amor.

¿Qué son los mapas del amor?

Los mapas del amor reúnen toda la información que guardas en tu mente sobre tu pareja.

Por ejemplo:

  • Cuál es su historia.
  • Con qué sueña en la vida.
  • Qué cosas le dan felicidad.
  • Cómo se llaman sus mejores amigos.
  • Qué sorpresas le gusta recibir.
  • Etc.

Cuando conoces a una persona que te gusta, lo natural es interesarse y hacerle preguntas para conocerla más.

No requiere esfuerzo debido al efecto de las hormonas y al deseo que tienes de sentir la conexión con esa persona.

Así es como se van creando los mapas del amor.

Pero a veces, cuando ya tienes una relación establecida, no renuevas los mapas y dejas que se llenen de polvo. Y si descuidas el mapa del amor se van rompiendo los lazos.

Eso hace que te sientas más lejos y tu atención se centre en otras cosas. Se empieza a generar un efecto bucle.

Por eso hay que ir actualizando los mapas del amor con la historia compartida de la relación, que va evolucionando. De esa manera se mantiene el amor.

Pero… ¿cómo mantener en constante evolución el mapa del amor?

Te lo explico a continuación. 😉

 

👉 3. ¿Tú oyes o escuchas? La importancia de la atención en el amor

Hay una manera de mantener vivo el mapa del amor aunque pase el tiempo. Es esta:

Interesarnos por nuestra pareja y dedicarle atención es clave para seguir conectados, y así renovar los mapas del amor.

Para eso hay que poner atención consciente en las pequeñas cosas cotidianas:

  • ¿Cómo te ha ido el día?
  • ¿Cómo te encuentras?
  • ¿Qué planes tienes para mañana?

Escuchar a tu pareja con el 100% de nuestra atención mejora el ánimo y la disposición. Y, sobre todo, aumenta la conexión.

La atención consciente aporta calidad al tiempo que pasáis juntos: es agua y alimento para tu jardín.

 

✅ 4 Consejos mindfulness que te ayudarán a trabajar el amor consciente y mejorar tu relación de pareja

El mindfulness es una práctica muy potente para entrenar la consciencia en el día a día, y por eso te puede ayudar a mejorar tu relación de pareja mediante el amor consciente.

Con el mindfulness:

  • Silencias el ruido interno.
  • Te haces consciente de tus hábitos.
  • Reduces las reacciones automáticas que acaban en discusión.
  • Aumentas tu serenidad y relajación.

Quizá pienses que el mindfulness no va contigo, porque tú no eres de los que se sientan en el suelo y se ponen a meditar haciendo «oooohhhmmm» con los ojos cerrados.

Ni falta que hace.

Si quieres saber un poco más sobre la meditación, te recomiendo que leas este post y entiendas mejor cómo puede ayudarte.

Y mientras tanto, aquí te dejo 4 consejos que te ayudarán a empezar a ser consciente de tu relación y mejorarla.

 

👉 1. Practica la comunicación para derribar muros

La comunicación consciente ayuda a derrumbar los muros que se generan con el paso del tiempo, cuando se empieza a descuidar la relación con nuestra pareja. Para mejorar la comunicación empieza a:

  • Identificar patrones de comportamiento: así tomas el control y la responsabilidad sobre tus actos, que dejan de ser automáticos.
  • Escuchar con atención a tu pareja: qué expresa, cómo se siente, cuál es su lenguaje no verbal.
  • Sintonizar tus palabras con el corazón: exprésate con total honestidad.
  • Usar palabras suaves y afectuosas: tu pareja es tu equipo y como tal debes cuidarlo.

De esta manera, empiezas a tomar el control de tus expresiones y puedes ver si se ajustan a lo que de verdad quieres decir en cada momento.

 

👉 2. Cultiva los valores y fortalece el mapa del amor

Piensa en tu pareja:

  • En cómo es.
  • Qué la hace feliz.
  • Sus ilusiones.
  • Las cosas que le preocupan.

Haz un esfuerzo para refrescar lo que sabes de ella y actualizar el mapa del amor.

Hazte esta pregunta: «¿qué puedo hacer por mi pareja en este momento para que sea un poquito más feliz?«.

Te propongo además que te marques un objetivo: piensa con qué puedes comprometerte durante los próximos 3 días que fortalezca y enriquezca tu relación.

Así, con pequeños retos, irás viendo resultados.

 

👉 3. Distánciate de los conflictos sin sentido

¿Habéis caído en la trampa de discutir por lo que lleváis en la maleta o cuál es la forma óptima de cortar las patatas?

Párate.

Un minuto de rabia expresado a su libre albedrío tiene la capacidad de volar por los aires millones de momentos preciosos que habéis vivido juntos.

Tus emociones están hablando en piloto automático. No hagas nada, déjalo estar por lo menos durante unos minutos. Haz unas respiraciones lentas para serenar la mente.

El enfado necesita que haya tensión en tu cuerpo. Si calmas tu mente le quitas fuerza al enfado.

Y cuando tus emociones sean menos intensas será el momento para hablar de lo que sea necesario, es decir, siempre que tenga un porqué.

Voy a compartir contigo un pequeño truco que nos dio el lama Ole Nydyal en una charla sobre relaciones de pareja en el budismo:

En cuanto te des cuenta de que esa emoción está empezando a ser más fuerte que tú, detente e imagínate que a tu pareja le quedan unos días de vida.

¿Cómo gestionarías ese momento? Seguramente te enfocarías más en el amor y menos en la emoción de enfado, ¿verdad?

 

👉 4. Fortalece la conexión: ejercicio mindfulness en pareja

Te propongo un ejercicio de mindfulness en pareja (aunque también puedes hacerlo individualmente).

  • Sentaos uno frente al otro, a un metro de distancia.
  • Miraos a los ojos. Observaos y aceptad cualquier sensación de incomodidad o vulnerabilidad que aparezca.
  • Manteneos así 3 minutos, hasta que esas sensaciones extrañas que provienen de la falta de familiaridad dejan de protagonizar el momento.
  • Después, miraos de verdad durante otros 3 minutos. Enfocad la atención en conectar con la esencia de esa persona por la que has apostado como compañero o compañera.
  • Pensad en la historia de esa persona, las cualidades que más amas, su bondad… Y conecta con tu propia bondad.
  • Permaneced otros 3 minutos apreciando el amor entre los dos, las cualidades, el compromiso, la conexión y el amor.

En este ejercicio no se trata de establecer comunicación, sino de ser consciente y observar. Cada uno debe estar atento a su propia experiencia, sus sensaciones y pensamientos.

Es un ejercicio para mirarse de verdad. Os reconectará.

 

✅ Ya lo sabes: amor y mindfulness son la fórmula perfecta

Una relación de pareja sana y feliz puede ser una de las experiencias más maravillosas del mundo.

Sea como sea la tuya, la práctica del mindfulness aplicada a entrenar el amor consciente puede ayudarte muchísimo a gestionar el día a día de tu relación. Y si te interesa saber más, te recomiendo leee este post, en el que te explico los beneficios del mindfulnes en profundidad.

Además, te invito a que te unas al Club Mindful y te sumes a mi comunidad. Recibirás en tu email píldoras mindful que te ayudarán muchísimo a cuidar todas las parcelas de tu jardín.

El Club Mindful es para personas como tú, que quieren liderar su mente y empezar a vivir con consciencia, manejando sus emociones.

¿Te apuntas? 😉

Practicando vivir como el loto, que se abre plenamente en el fango, creciendo de él y sin ensuciarse. A cada instante tenemos la oportunidad y llevo 6 años inmersa en este camino que vicia :)

albavalleroz@gmail.com

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies