fbpx
  /  Meditación Mindfulness   /  Cómo gestionar el burnout con mindfulness: ideas para no quemarte en el trabajo
burnout mindfulness

Cómo gestionar el burnout con mindfulness: ideas para no quemarte en el trabajo

 

¿Mejor en otro canal? También puedes escuchar este episodio en Ivoox o ver el vídeo en YouTube.

Hay días en los que solo pensar en ir al trabajo ya hace que te sientas cansado.

No es solo que no tengas ganas (eso lo puedo comprender 😉 ), es que no encuentras un motivo para levantarte y ponerte a trabajar.

Tu curro no te motiva y crees que pierdes el tiempo. Lo malo es que cuanto más lo piensas… más te cuesta concentrarte y rendir.

Y ese agotamiento infinito…

O puede que no tenga nada que ver con el trabajo, pero sientes que «no te da la energía para más». Que lo estás dando todo en una relación, en que todos estén contentos, en que salga adelante un plan que te está dejando «chupao»…

Y que cada día te cuesta más seguir el ritmo.

 

 

Todo esto son indicios de burnout, o «síndrome del quemado». Dicho en cristiano: que estés quemado por el trabajo, o por la vida misma. Quemaste.

Antes de que la cosa vaya a mayores, te propongo que pongas en marcha algunas técnicas mindful para gestionarlo y un poco de autocomprensión, que ¡falta nos hace en estos momentos!

Te cuento cómo…

 

✅ Qué es el burnout, cómo identificarlo y algunas claves mindful para mantenerlo a raya

El burnout es un desgaste importante y generalizado, que va mermando nuestro ánimo, vitalidad, capacidad resolutiva incluso nuestra salud a todos los niveles.

La persona que padece burnout se siente quemada, y experimenta:

  • Agotamiento emocional y frustración en el trabajo o en la vida en general, con dificultad para hacer frente a los problemas cotidianos.
  • Dificultades para la concentración y disminución del rendimiento, y una sensación permanente de no estar cumpliendo o de ser ineficaz.
  • Despersonalización e indiferencia ante el trabajo o en eso en lo que has dado tanto, que te ha quemado y de repente parece «no importar».
  • Escasa o nula realización personal en el ámbito laboral (si es burnout laboral, o quizá en una relación, si es burnout relacional)
  • Problemas físicos, como alteraciones intestinales, dolores de cabeza, problemas de sueño, etc.
  • Ganas de llorar a veces por la sensación que se tiene de estar siendo una víctima de una situación que se vive como una montaña tamaño Himalaya con la que uno no se siente ni capaz ni motivado ya.

El burnout es un problema en sí mismo, pero es que además, si no se trata, puede derivar en otras patologías psicológicas y físicas graves. 

Lo mejor es que si detectas síntomas, empieces a poner en práctica algunas técnicas de mindfulness que te pueden ayudar a controlarlo, a comprenderte, a cuidarte y quizá a tomar decisiones.

Para echarte una mano, comparto contigo este vídeo donde hablo en detalle de varios aspectos importantes para comprender qué pasa exactamente en ese mundo interno y cuáles son las teclas importantes para salir de ahí y volver a VIVIR.

 

✅ Beneficios de practicar mindfulness para evitar el burnout

Incorporar el mindfulness a tu vida es positivo en muchos aspectos porque te va a ayudar a practicar la atención plena. Tener tu mente en el aquí y el ahora desarrolla la capacidad de enfocar la atención donde tú elijas.

El mindfulness te ayuda a:

Si quieres saber más te recomiendo que leas este post sobre los beneficios de practicar mindfulness, que te ampliará mucho más toda esta información.

 

✅ Recursos para aprender más sobre mindfulness y relajación

Te dejo algunos enlaces que creo que te podrán servir para meterte más en el tema:

Si conoces alguna herramienta o algún libro que te haya ayudado y te apetece contármelo, ¡venga! Lo incluyo en esta lista (citándote) y así la hacemos crecer.

 

✅ ¿Todo claro? Si no, envíame tu pregunta y aprendemos todos

En este post te he contado algunas cosas interesantes sobre el burnout y te he dado algunos consejos para que puedas gestionarlo cada día un poquito mejor.

No obstante es un tema amplio y es difícil cubrir todos los frentes, así que si echas algo en falta o te ha quedado alguna duda sin resolver, coméntamelo y estaré encantada de aportar más información útil.

¿Este post te ha parecido interesante? Si es así me encantaría que lo compartieses. Así llegamos a más personas que puedan beneficiarse con la práctica del mindfulness y la meditación 😉

Post a Comment